LOS GRAVES PROBLEMAS CONTRA LOS QUE HA DE LUCHAR (y vencer) LA DIVERSIDAD CULTURAL

Después de tratar temas como la Antropología Social y el Periodismo, y el Multiculturalismo en semanas anteriores; esta semana toca hacer hincapié en aquellas ideologías que no aceptan o reniegan de la diversidad cultural, así como ‘actos’ que tienen por objetivo acabar con ella.

Y como quizá cualquier texto que trate tal tópico, es imposible no romper el hielo con el tema rey: el racismoPara ello examinaremos las características propias del racismo que se manifiestan no solo en la prensa nacional, sino también en la internacional.

Por ejemplo, uno de los pilares básicos en los que se fundamenta la prensa europea es el sesgo inherente al proceso de producción. Las rutinas informativas favorecen la presencia de las ‘élites’ como fuentes discursivas y puesto que éstas, a su vez, son mayoritariamente blancas, ese es el discurso dominante que aparece representado en las noticias o en los textos de opinión.

También prevalecen los prejuicios y la ignorancia, pues lxs periodistas ‘blancxs’ piensan a menudo que las fuentes ‘blancas’ saben y/o son más objetivas cuando se trata de informar sobre asuntos relacionados con determinados grupos étnicos. Incluso por encima de las aportaciones que puedan prestar a su labor periodística estos mismos [grupos étnicos], sus líderes u otrxs expertxs.

Además, puesto que la discriminación hacia lxs periodistas que pertenecen a minorías está muy generalizada, los puntos de vista alternativos y especialmente conocedores de la situación apenas existen; incluso en las redacciones de los periódicos europeos deélite’.

Por lo que no sorprende que, en un contexto de producción de los mensajes periodísticos como el indicado anteriormente, las noticias y las opiniones sobre lxs inmigrantes no-occidentales, lxs refugiadxs y las minorías —y, en general, en todos los temas relacionados con asuntos étnicos— estén marcadas por ese sesgo al que al principio hacíamos referencia.

Como sucede cuanto se trata, en definitiva, de exogrupos, la estrategia discursiva general consiste en intensificar ‘nuestras’ cosas positivas y ‘sus’ cosas negativas, y desfocalizar (negando, omitiendo o atenuando) ‘nuestras’ cosas malas y ‘sus’ cosas buenas. Esta polarización aparece representada en todos los niveles del discurso de los medios.

En el caso específico de la prensa, por ejemplo, esto significa que las historias negativas sobre ellxs serán más frecuentes y más extensas, ocuparán lugares más relevantes del periódico (la primera página, por ejemplo) y, además, se llevarán los titulares más grandes. Al margen de estos sesgos en la presentación (sesgos que incluyen por supuesto aspectos visuales), también se observan con similares intenciones procedimientos de carácter sintáctico como: el uso de frases activas para potenciar sus acciones negativas y sus responsabilidades; o de frases pasivas y nominalizaciones (como ‘discriminación’, por ejemplo) para ocultar justamente nuestras responsabilidades en actuaciones negativas contra miembros del exogrupo (discriminación, racismo, violencia, etc.).

A todo esto, la prensa racista se puede distinguir en cualquier titular donde se intente evadir la culpabilidad del/la ciudadanx ‘blancx’ o culpabilizar a la persona utilizando su país de origen para dar un toque de exaltación o simplemente quieren destacar su color de piel sin ningún motivo aparente como podemos ver en los siguientes titulares:

¿Es necesario el uso de las palabras “negro”, “gitana” o “hindú”? Claramente, la respuesta es un NO.

El/La periodista debe de saber que todxs somos personas, todxs somos ciudadanxs, unxs con una cultura, otrxs con otra; pero no por eso debemos discriminar a nadie. El compromiso solemne de fomentar el respeto universal, la observancia y la protección de todos los derechos humanos, incluido el derecho al desarrollo como factor fundamental para la prevención y eliminación del racismo la discriminación racial debería ser el trabajo de muchxs periodistas; ya que el trabajo del/la periodista no es pisar las cucarachas, sino encender la luz para que veamos cómo corren a esconderse.

Es tan simple como eludir las palabras clasificatorias. No es necesario saber si un/a ex astronauta es “negrx” o no, eso no es lo que uno quiere saber cuando lee la noticia.

Por lo tanto, estos problemas de prensas racista deben de solucionarse con el esfuerzo de todxs por hacer ver a la sociedad que el color de piel, o el lugar de origen, no es importante dado que hay violadores, asesinxs y astronautas en todos los lugares.

Por otro lado, y como mera introducción a la exposición de la xenofobia en España, cabe destacar los sucesos acontecidos el pasado verano. Muchxs lo recordarán por los atentados del 17 de agosto en Barcelona y Cambrils, pero quizá no muchxs recuerden qué noticias ocupaban los medios españoles antes de tal suceso.

En efecto, antes de los ya citados atentados que fueron exprimidos hasta la saciedad por casi todos los medios de comunicación, las noticias de las que se ‘nutrían’ esos mismos medios trataban los actos xenófobos acontecidos en diversas ciudades españolas en contra de lxs turistas (la ya denominada “turismofobia”). Algo que quizá a muchos no pilló de sorpresa.

Como expresa un artículo (1) del periódico digital elplural.com, que recoge los datos que concluyen el Informe Raxen 2015 elaborado por la ONG “Movimiento contra la Intolerancia”, ya durante el año 2015 se produjeron en el territorio español alrededor de 4.000 incidentes y agresiones con motivo del “racismo, xenofobia, homofobia e intolerancia”. Además de haberse detectado más de mil webs, blogs o foros enaltecedores de semejantes ideales, lo que muestra que la xenofobia crece socialmente en nuestro país. Además, la ONG reclama en dicho artículo que las instituciones actúen; pues en la actualidad no están respondiendo de manera eficiente a tal problema.

Sobre todo, su preocupación [la de la ONG] aumenta ante la presencia cada vez más mayor del ya denominado “discurso del odio”. Uno que no solamente existe en la realidad del día a día, sino que llega a más lugares todavía al también encontrarse en internet alentando no solamente el racismo, la xenofobia, la islamofobia o el antisemitismo; sino también otras muchas intolerancias.

De vuelta con la “turismofobia” que abarcó una parte del territorio español el verano pasado, cabe destacar que los actos vandálicos que la compusieron no solamente fueron dedicados a lxs turistas, sino también a las empresas que se benefician del turismo. Por ejemplo, a fecha del 03 de agosto, un artículo del diario El País (2) hacía referencia a que “en lo que va de este año, al menos siete hoteles de Barcelona han sufrido ataques vandálicos”. Por otro lado, dicho artículo también trata la extensión de la “turismofobia” a otros lugares del territorio nacional. Más concretamente, su extensión a Baleares y Valencia, siendo su lugar de origen Barcelona.

VÍDEO: https://www.youtube.com/watch?v=XYqreIOvW-4

Vídeo realizado por Tamayo Stuff en Cataluña, donde pregunta sobre la “turismofobia”.

Pero, quizá, el ejemplo más actual de xenofobia nos lleva a abandonar las noticias del territorio español y fijar nuestro foco informativo en Reino Unido. Es cierto que la xenofobia que reluce en los últimos tiempos en Estados Unidos gracias a Donald Trump y sus decisiones llama la atención de cualquiera, pero quizá esta vez lxs británicxs hayan superado a lxs estadounidenses.

Y es que, como recoge el periódico Público, el Gobierno inglés ha tenido la osadía de ‘invitar’ a europexs sin recursos a abandonar el país mediante una carta (3). De hecho, el mismo artículo en el que se habla de la carta en cuestión (4) procedente del periódico inglés The Guardian— lleva por título: “La carta del Ministerio del Interior dice a un/a ciudadanx de la Unión Europea que ‘se vaya a casa o a cualquier otro lado’”. Además de exponer cómo la misma argumenta que deben de abandonar el país para así “evitar volverse indigentes”, en referencia a los últimos hechos acontecidos en el país contra lxs ciudadanxs europexs.

Por ejemplo, dichos hechos acontecidos surgidos a raíz de la aprobación del Brexit se explican con mayor detalle y dinamismo en un artículo de la página unitedexplanations.org, en el que Waquel Drullard se pregunta si es posible que el Brexit incite a la xenofobia y al racismo (5).

En el caso de la xenofobia, tema de mayor importancia en esta parte de la entrada, cabe destacar el primer párrafo que le dedica: “La xenofobia ha aumentado de manera significativa, muchos migrantes son hostigados y asediados, según Human Rights Watch, y muchos extranjeros son perseguidos y amenazados. Se documentaron casos en los que se introducían excrementos en los buzones de casas donde vivían extranjeros, se mancharon sus paredes y puertas con mensajes maldicientes y discriminatorios, y otros han recibido insultos denigrantes en las calles y lugares públicos. Human Raights Watch ha denunciado también un aumento de los crímenes de odio debido al Brexit. Y estos crímenes han ido desde ataques verbales hasta asesinatos. Fundamentalistas pro-Brexit incendiaron una casa de una familia polaca en Plymouth y asesinaron a un hombre polaco de 40 años que residía en Essex. Las autoridades no han determinado las causas de este asesinato, demostrando con ello la indefensión en la cual se encuentran los extranjeros en el Reino Unido.”.

Además, la discriminación hacia lxs extranjerxs no solo ha sido sufrida por migrantes, pues también se ha generalizado hacia otras etnias y culturas procedentes del mismo país en cuestión. “Según datos de la Policía Metropolitana de Londres del 2015, se registró un aumento del 22% en los delitos de antisemitismo y un 46’7 % en los delitos de islamofobia ocurridos en la ciudad entre enero y julio del mismo año.”.

Lo peor de todo, quizá, es que ese odio hacia lxs migrantes no solo proviene de lxs ciudadanxs en sí. Por ejemplo, el exalcalde de Londres, Boris Johnson, ha hecho pública su opinión al respecto. La cual no desea una pronta superación al problema, sino todo lo contrario.

4

Por otro lado, y para terminar, se ha de volver una vez más a España. Puede que en la prensa o en el día a día a unx no le parezca que realmente se tiene un problema de xenofobia en el territorio español pero, lo cierto, es que sí lo hay. El mayor ejemplo a exponer y que abre los ojos de cualquiera es el del ahora candidato a Presidente de la Generalitat de Cataluña por el Partido Popular (PP), Xavier García Albiol. De hecho, gran parte de las declaraciones que realiza siempre acaban logrando levantar gran revuelo. Sobre todo si tienen como tema principal la migración. Es por eso que en julio de 2015 el diario El País realizó un artículo (6) que recogía sus “mayores perlas xenófobas”. ¿Lo que más llama la atención? Qué este señor haya sido alcalde de Badalona entre 2011 y 2015.

5


XENOFOBIA y RACISMO

El término xenofobia nace de la unión de dos palabras griegas: xenon, que significa extranjerx o extrañx, y phobia, que significa odio o temor. Su significado, por lo tanto, es aquellos sentimientos de odio, temor, perjuicios y rechazo contra lxs extranjerxs o aquellos grupos que por físico, origen, religión o cultura son desconocidos y distintos al propio.

La xenofobia, por otro lado, la podríamos definir como el miedo al/la forasterx, un perjuicio tan antiguo como la propia humanidad. Sus manifestaciones son múltiples, desde las más visibles hasta las más difíciles de detectar. Sus primeros síntomas son la falta de empatía hacia las personas distintas, pero puede acabar en agresiones e incluso el asesinato.

La xenofobia más extendida es aquella que proclama la superioridad política, social y cultural de occidente respecto al resto del mundo. Esto conlleva a un miedo a perder la identidad propia por la inmigración, a quienes culpan de los niveles de desempleo y de la delincuencia. El/La extranjerx es convertidx en una amenaza para la propia cultura y sociedad.

Al contrario del racismo que es determinista, la xenofobia proclama segregar las etnias, pero acepta a lxs extranjerxs y lxs inmigrantes sean del color que sean, mientras sean asimiladxs a nivel social y cultural. Por ejemplo, si dejan de practicar su religión, si visten como los locales y si solo hablan su idioma.img_diferencia_entre_xenofobia_y_racismo_46073_600

A diferencia del racismo, la xenofobia no tiene tanto que ver con el color de la piel o la raza sino con lo desconocido, por ejemplo, una persona puede tener actitudes xenófobas con un/a inmigrante, que vive en la calle en situación de pobreza. Sin embargo, puede ser un/a gran aficionadx de un/a futbolista con el mismo color de piel y que procede del mismo país que esx inmigrante.

Mientras que al/la futbolista lx entiende; viste como él/ella, hace lo mismo que él/ella, están en el mismo plano cultural y no representa un amenaza; al/la inmigrante que vive en la calle lx ve como un peligro. Ese odio y rechazo no nace del color de la piel, sino que nace de la ignorancia y desconocimiento sobre ese grupo ajeno al propio.


Siguiendo con el tema inicial, ahora toca hablar de los ‘actos’ que tienen por objeto acabar con la diversidad cultural.

Hasta el momento no se ha dado ningún caso en el que los medios de comunicación hayan causado la desaparición de la cultura de un pueblo, pero sí se ha tratado de frenar o difundir el avance de nuevas culturas a través de estos.

Un intento de ello es el de EE.UU. sobre la difusión de su cultura, con la “Política del Buen Vecino. Esta doctrina fue anunciada por Franklin D. Roosevelt durante el discurso inaugural de su primer mandato en plena Gran Depresión. Básicamente suponía la no injerencia en los asuntos internos de los países de Latinoamérica y del Caribe. Además, favorecería el intercambio comercial y los tratados bilaterales entre Estados Unidos y sus países vecinos.

De este modo se produjeron importantes encuentros culturales y, en EE.UU., se llevaron a cabo importantes esfuerzos por influenciar culturalmente en Latinoamérica utilizándose desde películas de Disney a una emisora de radio, pasando por el empleo de cineastas como Orson Welles; quien trabajó como embajador cultural y rodó en Brasil el documental It’s all True.maxresdefault

Pero la llegada de la Guerra Fría y los intereses de lxs soviéticxs en la región pusieron fin a esta política y, en 1953, Estados Unidos comenzó un largo período de intervención militar y política en Latinoamérica al apoyar el golpe de estado que derrocó a Jacobo Arbenz en Guatemala (7).

Esto nos lleva a hablar sobre la propaganda anticomunista durante la Guerra Fría por parte de EE.UU. frente al avance del comunismo de la URSS. En 1947 la promulgación de la Ley de Seguridad Nacional da lugar a la CIA. La función de esta agencia (y de la posterior United States Information Agency (USIA), creada en 1953) era promover los intereses americanos en el extranjero —aunque también acabó haciéndolo en el territorio nacional, pese a incumplir sus estatutos— mediante, entre otras cosas, el suministro de ‘información’. Ese era el término usado, dado que el de ‘propaganda’ había quedado fuertemente devaluado por el ministerio de Goebbels así llamado (8).  

propaganda

Cartel propagandístico en favor del partido italiano Democrazia Cristiana, financiado por los EE.UU.

Entre todo esto, algo que sí ha marcado nuestra cultura fue la gran difusión del darwinismo social. Esta teoría sirvió como incentivo de la política imperialista europea en el último tercio del siglo XIX, pudiéndose ver su influjo con total claridad en la Alemania nazi.

La Alemania de Hitler era una sociedad secular, sofisticada de avanzada tecnología y el nazismo mismo, como lxs propagandistas del partido no se cansaban de recalcar, estaba “motivado por una ética que se enorgullecía de ser científica”. Estas palabras son del historiador Richard Weikart, el cual en su excelente tratado De Darwin a Hitler: Etica Evolucionista, Eugenética y Racismo en Alemania, deja claro lo que cualquiera capaz de leer las fuentes alemanas ya sabía: una siniestra influencia corría de la teoría de la evolución de Darwin a las prácticas de exterminación de Hitler (9).

Pero, además del etnocidio, también existe otro tipo de ‘acto’ que tiene por objetivo erradicar a una cultura en su totalidad. Se denomina genocidio y, en algunos casos, la utilidad de la prensa a su favor aumenta su difusión hasta niveles insospechados.

Por ejemplo, en los países en conflicto el control de los medios por los partidos y su utilización con fines partidistas constituyen un objetivo de suma importancia (10); pues su práctica puede conducir a consecuencias extremadamente graves.

Así, en la Antigua Yugoslavia y en Ruanda, periódicos y emisoras de radio y televisión se dedicaron a lanzar convocatorias a la violencia, a la depuración étnica e incluso al genocidio. Lxs llamadxs ‘periodistas’ al servicio de estos medios no conciben su oficio como una misión de información en tiempo de crisis, sino como un verdadero combate al lado de las partes del conflicto.

Utilizando métodos de propaganda totalitaria, fundados en la manipulación y la desinformación, estos medios —secuestrados para servir de instrumentos de políticas—, se convirtieron en vectores de guerra. Las autoridades no se limitaban a censurar las publicaciones que atentaban contra su imagen, sino que trataban de dirigir todo el sistema de medios de comunicación para convertirlo en un instrumento político: estrategia bien conocida de los regímenes totalitarios.

Un ejemplo clave del genocidio en la prensa se halla en la Antigua Yugoslavia, en la cual los medios de comunicación se convirtieron en una mezcla de burdos engaños y propaganda bélica. Durante casi cinco años sembraron el odio entre las comunidades serbia, bosnia, croata y musulmana. Las consecuencias fueron dramáticas, porque favorecieron la aparición de nacionalismos chauvinistas y xenófobos. En Serbia, Croacia y Bosnia-Herzegovina, los medios se utilizaron como instrumentos de guerra y de violencia entre las comunidades. Controlados casi desde un principio por los partidos en el poder, abrazaron las causas más extremistas. Su discurso persistente en favor del odio y de la exclusión ha sido constantemente denunciado por la comunidad internacional.

En Ruanda, ciertos medios de comunicación —como la emisora Radio-Televisión Libre de Mille Colines (RTLM) y el periódico Kanguara— han contribuido activamente a campañas de incitación al odio étnico y al genocidio contra lxs tutsis. La emisora RTLM, aunque reivindicaba su carácter de radio “libre” con vocación “comercial”, en realidad estaba financiada totalmente por la familia del presidente Juvenal Habyarimana. 

Por suerte, (11) estxs ‘periodistas’ que alentaban a la violencia a través de la comunicación, años más tarde fueron juzgadxs por un Tribunal Internacional. Allí fueron sentenciadxs a cárcel debido a que eran responsables de alentar al genocidio.


ETNOCIDIO y GENOCIDIO

Dos palabras hermanas, trágicas ambas. El genocidio es el asesinato masivo de pueblos enteros con la intención de hacer desaparecer a una sociedad que el victimario ha elegido como enemiga.

El etnocidio es la muerte programada de una cultura por imposición de otra, de su espíritu, vía introducción forzada de nuevos modelos de conducta en la cultura receptora. Se le llama también asimilación cultural y se genera a partir de una actitud propia de los pueblos: el etnocentrismo. En los tiempos modernos hablamos de integración sin consulta previa.


Por último, y después de haber hablado de temas tan importantes como los anteriores escritos en esta entrada, queremos despedirnos haciendo un ‘rápido’, pero incisivo, repaso al nazismo.

En la actualidad existe un importante debate sobre si el nazifascismo está muerto o no. Si bien el liberalismo se configuró como ideología dominante después de la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría, es conveniente señalar que la ruptura real con el fascismo no se produjo como debiera.

Miles de nazis fueron rehabilitados después de los juicios a los que se enfrentaron por sus actos, hasta el punto de que en los años 70 un elevadísimo porcentaje del sistema judicial, político y militar estaba a cargo de nazis rehabilitados en la RFA (República Federal de Alemania). De hecho, hoy en día incluso se considera que el Ejército alemán tiene un grave problema de nazismo en sus filas.

Según Domenico Losurdo, el nazismo surge de dos precedentes: la crisis del modelo imperialista colonial en la Primera Guerra Mundial y el amenazante desarrollo de las ideologías obreristas. Más concretamente, el marxismo-comunismo. Esta ideología, llevada a la práctica en la Rusia de 1917, supondría la amenaza del sistema imperialista al buscar la destrucción del capitalismo, el fin de las clases sociales, la descolonización y al plantear reivindicaciones como el internacionalismo proletario y la igualdad de todos los individuos con independencia de su nacionalidad o sexo (12).

Por tanto, debemos entender el fascismo como ‘reacción’. No en balde se considera la ideología reaccionaria por excelencia: reaccionaria a la crisis del capitalismo y su consecuente modelo racial, y reaccionaria ante el potente movimiento obrero que motivó su origen. De esta forma, podemos considerar el fascismo como progenie directa del liberalismo, la reimposición violenta de los privilegios que éste defendía anteriormente, y que niega algunos de sus principios.

Es también la ideología más moderna de todas las grandes formas de pensamiento actuales (si consideramos el neoliberalismo, no como una nueva ideología, sino como el desarrollo adaptativo de una ya existente a un nuevo contexto). Es por esto que no debemos desecharla al basurero de la Historia tan rápidamente, cuando su realidad no es esa.

Por lo tanto, cabe concluir con que el nazismo y el fascismo nunca murieron, y un fenómeno hizo a estos grupos resucitar con más fuerza que nunca: el aumento de la inmigración y la reaparición de las crisis económicas periódicas con más brutalidad que nunca en muchos aspectos. En la Historia más reciente, las desigualdades económicas mundiales (siempre existentes, pero ahora más agudizadas) preceden al fenómeno migratorio, nunca con las proporciones ni las repercusiones denunciadas.d

El fascismo sigue con la explicación anticientífica y reduccionista de que las personas migrantes lo son por propia voluntad. Evitar el análisis económico del capitalismo actual lleva de nuevo a dogmas tan frágiles como que hay una intencionalidad de robar recursos por parte de lxs extranjerxs, que toda cultura no-blanca busca desintegrar la europea (cuando sucede al contrario formaría parte del orden lógico, es por esto que esta ilusión opuesta provoca tanto horror) y que vivimos en una sociedad que no defiende los intereses nacionales, esto es, los intereses de los hombres blancos heterosexuales cisgénero nacidos en el seno de una ‘nación’ concreta.

Los conatos de resurgimiento visible de esta opción política, de esta encarnación sistemática del racismo más combativo, son múltiples: desde partidos políticos como Alternativa por Alemania, el Frente Nacional Francés o Amanecer Dorado, hasta grupos locales como Hogar Social Madrid. Además, los tintes proautoritarios y semifascistas se han detectado en manifestaciones cada vez más multitudinarias como las de Polonia (13) o EE.UU. (14), alcanzando el poder en casos como el de Ucrania.

Nuestra propia versión del fascismo, el franquismo, tampoco sufrió una ruptura ni nada que se le pareciese. Como en toda derivación del fascismo, el racismo tiene un papel fundamental aquí.

En el caso español, el nazismo, franquismo y fascismo han entrado en auge. Por medio de partidos y organizaciones locales y regionales como la antes mencionada -Hogar Social Madrid-, las protestas, inscripciones y conflictos no hacen más que crecer. Estos grupos generan una imagen de simpatía, de cercanía con lxs nacidxs en ese país (de raza blanca, claro) a través de repartos de alimentos y declaraciones o manifestaciones condenando la precaria situación de la población autóctona. Estos mismos grupos han resucitado también tendencias racistas y fascistas (nunca muertas del todo) contra la población catalana o independentista. Del mismo modo, las fuerzas autodenominadas constitucionalistas han acusado reiteradamente al independentismo de racista y supremacista.

En un nivel mucho más espinoso y a escala estatal y gubernamental, se acusa desde los medios menos hegemónicos al Partido Popular de llevar a cabo una deriva de corte autoritario y franquista exteriorizada en la no-negociación con Cataluña en el tema independentista (algo que históricamente ha provocado las respuestas más violentas por parte de la extrema derecha) y en la puesta en marcha de medidas duras y tachadas en ocasiones de antidemocráticas como la represión policial durante el referéndum del 1 de octubre o la aplicación del Artículo 155 de la Constitución Española (15).

Los mass media, en muchas ocasiones en sintonía con las reivindicaciones ultraderechistas, han ayudado a la criminalización de las personas migrantes en nuestro país o han blanqueado, según muchas críticas, violencia y manifestaciones fascistas cuando éstas eran unionistas (16). Se llama a menudo “ciudadanos partidarios por la unidad de España” a grupos de ultraderecha que provocan disturbios y agresiones, se llama “ultras” a aquellas personas o grupos nazis que atacan a otras personas en las calles (17), las peleas iniciadas por agresiones fascistas son calificadas como “enfrentamientos entre extremistas”, etc.

El caso de la islamofobia de Trump es difundido curiosamente cuando Europa mira con recelo a este líder político, mientras que la administración Obama, que dirigió las mayores deportaciones masivas de la historia de los EE.UU., no recibió cobertura (18).

En el caso ucraniano, los medios ocultaron y ocultan— el filofascismo del gobierno de Yatseniuk porque responde a los intereses geoestratégicos occidentales (19). O, en el caso de la oposición venezolana, muchos critican que los medios han invisibilizado el componente agresivo y violento, que contenía incluso en algunos casos ataques a personas por su color de piel o el quemar vivas a personas (20), porque las empresas españolas están fuertemente enfrentadas a Maduro.

De igual manera, la sanguinaria dictadura saudí es protegida de una condena firme y de la denuncia a la persecución cultural, política, sexual y de género que sus habitantes sufren porque es un importante aliado de la monarquía y empresas españolas, y porque algunos de los grandes medios poseen accionariado de este país o alianzas cercanas.

En definitiva, y ahora sí para poner punto y final a esta entrada, no se puede evitar destacar que lo cierto es que el racismo estructural nunca desapareció. Y es éste, y no el fascismo en sí mismo, el que ejerce una influencia aprendida en nosotrxs y nos puede llevar a establecer lazos cognitivos con esta desviación por la derecha del liberalismo, un mero reflejo de la cara más amarga y reaccionaria de la sociedad.

Por lo tanto, el periodismo debe dejar de responder a los intereses del statu quo o esta versión sesgada de la realidad reproducirá los esquemas de profundo sufrimiento que los pueblos oprimidos llevan cargando milenios a sus espaldas. Y que seguirán cargando hasta ser liberados o hasta que ese peso acabe por destruirlos.


BIBLIOGRAFÍA

  • Definiciones (de Racismo, Xenofobia, Etnocidio y Genocidio)

https://educacion.uncomo.com/articulo/diferencia-entre-xenofobia-y-racismo-46073.html

http://laestrella.com.pa/panama/politica/genocidio-etnocidio-dimensiones-agresion/23930237

  • Racismo

http://esracismo.com/2016/03/22/diez-ejemplos-de-topicos-racismo-y-xenofobia-en-la-prensa/

www.discursos.org/oldarticles/racismo%20y%20prensa.pdf

http://www.un.org/es/letsfightracism/pdfs/united_against_racism_for_web.pdf

  • Xenofobia

(1)  “Aumentan la xenofobia, el racismo y el discurso del odio sin que las instituciones respodan”. ENLACE: https://www.elplural.com/2016/03/22/aumentan-la-xenofobia-el-racismo-y-el-discurso-del-odio-sin-que-las-instituciones

(2) “Grupos radicales actúan contra el turismo en Baleares y Valencia”. ENLACE: https://politica.elpais.com/politica/2017/08/02/actualidad/1501697974_820761.html

(3) “El Reino Unido invita por carta a europeos sin recursos a abandonar el país”. ENLACE: http://www.publico.es/internacional/xenofobia-reino-unido-invita-carta-europeos-recursos-abandonar-pais.html

(4) “Home Office letter tells EU citizen to ‘go home or go elsewhere’”. ENLACE: https://www.theguardian.com/uk-news/2017/oct/29/home-office-eu-citizens-leave-uk-avoid-destitution

(5) “El Brexit no sólo ha tenido consecuencias a nivel económico y político para el Reino Unido. Esta decisión trajo consigo la agudización de graves violaciones de los Derechos Humanos de personas migrantes y extranjeras en todo el país. ¿Es posible que el Brexit gravite en torno a la xenofobia y el racismo?” ENLACE: http://www.unitedexplanations.org/2016/11/17/el-brexit-un-detonador-de-discriminacion-y-xenofobia-en-reino-unido/

(6) “Las perlas xenófobas de Xavier García Albiol”. ENLACE: https://elpais.com/ccaa/2015/07/28/catalunya/1438078282_063848.html

  • Etnocidio

(7) https://www.aboutespanol.com/que-fue-la-politica-del-buen-vecino-1772135

(8) http://www.jotdown.es/2013/03/la-propaganda-anticomunista-durante-la-guerra-fria/

(9) https://logos77jolimu.wordpress.com/2010/02/01/darwin-su-influencia-sobre-hitler-y-el-nazismo/

  • Genocidio

(10) https://books.google.es/books?id=iHDd1gNFVsQC&pg=PA236&lpg=PA236&dq=genocidios+en+los+medios+de+comunicacion&source=bl&ots=3e0wXsbB2k&sig=-drx2TaG78ShmUK1VqE3htrQSeo&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwj0vZns1-nXAhVFchQKHfXVCxc4FBDoAQhJMAg#v=onepage&q=genocidios%20en%20los%20medios%20de%20comunicacion&f=false

(11) http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/international/newsid_3288000/3288815.stm

  • Nazismo

(12) “El universo concentracionario en la Rusia soviética y en el Tercer Reich”. ENLACE: https://creandopueblo.files.wordpress.com/2013/10/stalin-historia-y-crc3adtica-ded-una-leyenda-negra.pdf

(13) http://www.eldiario.es/theguardian/protesta-Polonia-demuestra-extrema-derecha_0_707979391.html

(14) http://www.eldiario.es/internacional/Varios-heridos-atropello-Charlottesville_0_675082803.html

(15) https://actualidad.rt.com/actualidad/251571-academicos-eeuu-represion-cataluna-dictadura-franco

http://kaosenlared.net/la-curiosa-relacion-espanolismo-fascismo/

(16) https://politica.elpais.com/politica/2017/11/11/actualidad/1510412701_739110.html?id_externo_rsoc=TW_CM

(17) http://www.lavanguardia.com/sucesos/20170427/422091262074/ultras-betis-bilbao-agresion.html

http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2017/10/11/59de72a522601d980e8b4585.html

(18) http://www.elperiodico.com/es/internacional/20170222/obama-deporto-a-mas-inmigrantes-que-ningun-otro-presidente-de-ee-uu-5854551

(19) https://elpais.com/internacional/2014/03/08/actualidad/1394288471_076216.html

http://www.tercerainformacion.es/antigua/spip.php?article68569

(20) https://twitter.com/_ju1_/status/891716960697888768

https://twitter.com/_ju1_/status/891096711720050688

https://twitter.com/EmeDeMister/status/882768131151851521

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: